La condena a cuatro ex jueces pone a Mendoza a la vanguardia en DDHH

La condena a cuatro ex jueces pone a Mendoza a la vanguardia en DDHH

En ninguna parte del mundo se han condenado magistrados por lesa humanidad. El fallo marca tendencia y es noticia en todo el mundo.

El Tribunal Oral Federal número 1 de Mendoza sentenció a prisión perpetua a los ex jueces Roque Otilino Romano, Luis Guillermo Max Petra Recabarren, Luis Francisco Miret y Rolando Evaristo Carrizo por encontrarlos responsables de la comisión de delitos de lesa humanidad durante la última dictadura, en el final de un proceso judicial que marca precedente a nivel mundial.

El TOF compuesto por Alejandro Piña (presidente), Juan Antonio González Macías y Raúl Fourcade, dictó la más severa sanción prevista en el código procesal en el IV juicio por delitos de lesa humanidad que se debatió en Mendoza desde el 17 de febrero de 2014, con 216 audiencias, poniendo en el banquillo de los acusados, por primera vez, a cuatro ex jueces que ejercieron durante la última dictadura y estuvieron al frente de la Justicia Federal en esta provincia hasta hace unos años atrás.

En una Sala de Audiencias repleta y con una pantalla gigante instalada en las escalinatas de acceso al organismo judicial, por la gran convocatoria de público,

La secretaria letrada del Tribunal Oral, Natalia Suárez, leyó la sentencia, en los autos 076-M caratulados “Menéndez Sanchez, Luciano B. y otros”, en donde, además de los cuatro ex jueces sentenciados a prisión perpetua, recibieron una pena similar otros ocho imputados; cuatro fueron condenados a 20 años de prisión; otro a 18 años; dos recibieron una pena de 15 años; uno fue condenado a 10 años; cinco imputados recibieron penas menores de entre 6 y 3 años de prisión y tres fueron absueltos.

/Fuente: Los Andes/