CANAL 8 EN VIVO

Imputaron al celador del colegio Murialdo por abuso sexual agravado por acceso carnal

Imputaron al celador del colegio Murialdo por abuso sexual agravado por acceso carnal

Una pericia médica del Notti indica que la niña presenta lesiones físicas. El sospechoso está detenido. 

La Justicia imputó al celador del colegio Leonardo Murialdo que habría abusado de una niña de salita de 4 y la imputación es muy grave: abuso sexual agravado por acceso carnal y por la calidad de guardador.

Según trascendió, las cámaras de seguridad y el relato de la pequeña serían los elementos que tuvo en cuenta Cecilia Bignert, fiscal de Delitos contra la Integridad Sexual.

Desde el Ministerio Público Fiscal confirmaron la imputación al celador y precisaron que “se continuará trabajando en estos días con medidas de prueba pendientes y en los próximos días se resolverá su situación procesal”.

Además también existe una pericia médica realizada por especialistas del hospital Humberto Notti, donde se señala que la niña tendría lesiones físicas tal vez producidas por un dedo del presunto agresor.

Preocupación de los padres

La falta de información sobre el abuso de una niña es una de las causas de la incertidumbre y la preocupación de los padres en los padres de los alumnos del nivel primario de colegio religioso de Guaymallén.

Es que, el viernes algunos padres se reunieron con el sacerdote Jorge Carreras -conocido en el ambiente religioso como “padre Lalo”- representante de la institución y no obtuvieron información sobre el hecho.

 

“Estaba el padre Lalo, la directora y la supervisora. Nos dijeron que no saben nada, que tenemos que esperar. También dijeron que entregaron las videos de las cámaras de seguridad!, confió una madre que estuvo en la reunión.

Los padres por lo general muestra gran preocupación pero se han formado dos bandos: los que quieren que haya transparencia por seguridad de sus niños y otros que prefieren que el caso no trascienda para no dañar la imagen de la institución.

Durante la reunión el viernes las autoridades ni siquiera informaron que hoy no había clases. Esa información fue ofrecida recién el domingo a través de una página de Facebook.

“Los padres estamos muy nerviosos. No sabemos qué pasó y algunos quieren sacar a los chicos de esta institución que es hermética, muy cerrada”, confió un padre.

Padre Lalo: “Es la primera vez que sucede”

“Para nosotros es la primera vez que sucede. Las clases se suspenden en la tarde, porque tenemos que hacer una catarsis, hablar con los niños. También necesitamos que la fiscalía nos autorice, porque les prometimos a los papás algunos cambios como poner más cámaras, hacer un muro más alto, pero no queremos cambiar ninguna escena sino mejorar. Mañana vienen los papás y van a encontrar la escuela mucho más segura de lo que es, pero a veces la seguridad de alarmas, rejas, cámaras si algo está mal adentro no sirve de nada”, dijo Lalo, esta mañana, cuando fue entrevistado por radio Mitre.

Fuente: Los Andes