Hoy comienza el juicio a Luis Lobos, ex intendente de Guaymallén

Hoy comienza el juicio a Luis Lobos, ex intendente de Guaymallén

El ex concejal peronista, a cargo de la Intendencia entre 2013 y 2015, está acusado de “administración infiel” por la fiscal que entiende en el caso, Susana Muscianisi.

El motivo de esa acusación es haber contratado a la empleada de su suegra y a su hijo en la Municipalidad, pero sin pagarles el sueldo completo de empleados municipales.

Lobos se arriesga a una pena que va de dos a seis años de prisión.

Según figura en el sitio web del Poder Judicial, el juicio comenzará a las 8 de hoy, y la audiencia será presidida por el juez Jorge Luis Del Póppolo Aguilera.

Cabe recordar que en diciembre pasado, la fiscal Muscianisi pidió la elevación a juicio en una causa caratulada “defraudación y administración fraudulenta”.

La fiscal considera que Lobos defraudó al Estado municipal con esta maniobra, que incluso se repitió y perduró durante casi cuatro años.

En la causa están imputadas además del ex intendente –responsable directo del delito– su esposa, Claudia Sgró y su suegra, Elena Fernández.

Ambas han sido consideradas por la fiscal como “partícipes necesarios”. En febrero pasado, la Justicia de Garantías, a instancias de la defensa de Lobos –que desistió de rechazar el pedido de juicio– confirmó la continuación del proceso que hoy tiene esta audiencia preliminar.

Los hechos investigados

Según la investigación, la defraudación por la que se imputa a Lobos se dio entre 2011 –cuando el ex funcionario presidía el Concejo Deliberante– hasta diciembre 2015, cuando entregó la Intendencia, que había asumido en 2013, en reemplazo de Alejandro Abraham).

Lobos, su esposa y su suegra, fueron acusados de usar el nombre de laempleada doméstica Laura Fara, para que figurase como empleada municipal de Guaymallén.

El sueldo de Fara en 2011 ascendía a unos $ 2.700, pero ella, por ser mucama de Fernández, sólo recibía $500. El resto quedaba en manos de la suegra del ex intendente (unos $ 2.200), quien cada mes se encargaba en persona de ir a cobrar la liquidación de la mujer.

En marzo de 2014 se incorporó el hijo de Fara, que oficiaba de jardinero de la casa de Fernández. Él percibía $600 por su trabajo, aunque –como su madre– cobraba un sueldo como agente municipal, que nunca recibía completo en mano.

Según se ha explicado, la defraudación se dio de 2011 a 2015 y acumuló unos $ 450 mil.

En esta causa, el actual intendente de Guaymallén, Marcelino Iglesias, es el querellante particular. No quiso emitir opinión previa al juicio.

“Por lo menos algo avanza en la Justicia”, se limitó a decir, en referencia al progreso de la causa.

Más causas

Fraude. En 2015 se lo imputó por fraude a la administración pública por contrataciones irregulares.

Malversación. Se le sigue una causa por malversación de fondos.

Enriquecimiento. Otra causa que enfrenta es por enriquecimiento ilícito, que sigue la Justicia Federal.

Caso Wanka. Tiene además una acusación por posible fraude en la contratación de una planta de asfalto.

Despedido. Fue echado de la Municipalidad por esconder expedientes municipales.

Fuente: Los Andes