El Tomba y un duro golpe

A lo largo de los años que Godoy Cruz lleva en la primera división de éste castigado fútbol argentino, Olimpo siempre le ha resultado un escollo imposible de versión y, en ésta edición del torneo, la historia parece repetirse.

La imágen del final, mostrando un equipo muy flaco de ideas,  pobre, muy triste, goleado y humillado, muy lejos de aquel que acostumbraba tener un  rol protagónico en los partidos, de aquel que fue protagonista en la edición anterior pasó a parecer  un actor de reparto, lejos, demasiado lejos,  de la estrella que supo ser.

Desde el inicio Olimpo mostró ser mucho más, porque avisó tres veces, (vía Mansilla, Correa y Coniglio), para ponerse en  ventaja por intermedio de la pelota parada. cuándo después de un centro  de Mansilla, Rodriguez puso el 1 a 0.

Así se fué el primer tiempo, con el Tomba siendo observador del control de juego de los bahienses y sin poder generar acciones de gol ante el arquero rival; para seguir con la misma tónica en el segundo con el agravante que en la búsqueda casi loca del empate se regaló en el fondo, permitiendo que  Pizzini y Coniglio tuvieron tiempo para  definicir con tranquilidad y justeza.

Godoy Cruz regresa de Bahia Blanca no solo con una contundente derrota por 3 a 0 sino también con la valija llena de interrogantes acerca de lo que viene en el futuro.


No hay comentarios

Escriba un comentario
¡No hay comentarios aún! Se el primero en comentar este artículo

Escribe un comentario

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*