El piloto que atacó al tribunal venezolano llamó a la población a ir tras Maduro

El piloto que atacó al tribunal venezolano llamó a la población a ir tras Maduro

El piloto que atacó el Tribunal Supremo venezolano desde un helicóptero aseguró que el mandatario y sus ministros se encuentran en el fuerte Tiuna. Además, prometió “desarticular” a los colectivos chavistas.

Oscar Pérez llamó a las fuerzas de seguridad para ir tras el presidente Maduro, quien según él permanece en un fuerte militar y no en la casa de gobierno.

“Para allá es que tenemos que ir a buscarlos, para allá es donde los generales, los coroneles, los soldados los entregarán al pueblo para que paguen por sus pecados y sus delitos”, dijo el prófugo policía Óscar Pérez en un video difundido este miércoles en redes sociales.

Supuestamente desde la clandestinidad y vestido con camuflaje, Pérez sostuvo que mucha gente llama a marchar hacia el palacio presidencial de Miraflores, en el centro de Caracas, pero allí “no hay nadie”.

“El presidente Nicolás Maduro y todos sus ministros y todos sus esbirros y su cúpula corrupta se encuentran en Fuerte Tiuna”, añadió el agente, refiriéndose al principal complejo militar venezolano ubicado en la capital.

Tras el ataque del pasado 27 de junio, el agente reapareció el martes en otro video en el que exhortó a mantener las protestas contra Maduro, que dejan más de 100 muertos en los últimos tres meses.

En la grabación publicada este miércoles, prometió, según dijo con el apoyo de otras fuerzas, desarticular a los “colectivos”, grupos civiles que según la oposición han sido armados por el gobierno.

“Sabemos quiénes son y dónde están, y los vamos a desarticular para devolver la paz a nuestro pueblo”, afirmó, luego de que supuestos integrantes de esos grupos irrumpieran violentamente este miércoles en el Parlamento e hirieran a siete diputados.

El policía, quien se refirió a esos grupos como “paramilitares armados por este gobierno”, también disparó contra el ministerio de Interior, según Maduro, que denunció el hecho como un atentado terrorista y un intento de golpe de Estado.

El helicóptero usado fue recuperado un día después de los hechos, sin que se registraran capturas. La oposición no descarta que toda la operación pueda ser un montaje.