El caso de una niña violada en San Carlos conmueve a la provincia

El caso de una niña violada en San Carlos conmueve a la provincia

Imagen ilustrativa

El caso de una nena de once años embarazada y sus cuatro hermanos que viajaron desde San Carlos a Junín, donde han quedado al cuidado de sus abuelos, conmueve a la región y salió a la luz luego de que una docente difundió un pedido de ayuda para el grupo de niños.

Se trata de una nena de once años, que transita un embarazo producto, en principio, de la violación de su padrastro. El caso ocurrió en San Carlos y la niña, junto con sus cuatro hermanos, todos menores, fueron trasladados y dejados al cuidado de sus abuelos, que viven en una zona rural, en el límite de Junín y Rivadavia.

“Son cinco niños que han quedado a cargo de su abuelita; la mamá de los chicos está detenida porque su novio abusó de la nena de once años que ahora tiene un embarazo de cuatro meses”, explica en un audio grabado por la directora de la escuela de Junín a la que los niños van desde esta semana y pide colaboración con cuadernos, útiles, ropa, zapatillas.

La comuna de Junín intervino en el asunto y el intendente Mario Abed explicó: “Son niños que vienen de San Carlos, que no pueden estar con su madre por una cuestión legal de la que no tengo mayor información, aunque ya está actuando la OAL y han quedado al cuidado de sus abuelos, que viven del lado de Rivadavia, en el límite con Junín. Estos abuelos ya tienen al cuidado a otros nietos por lo que les faltaban útiles, colchones y ropa para los recién llegados”.

“Desde Desarrollo Social del municipio hemos llevado lo necesario para que puedan estar medianamente cómodos”, comentó el intendente, que se mostró molesto con el audio que viralizó el problema: “No es la manera de actuar desde la escuela; hay organismos y también el municipio a los que dar intervención, pero un audio en las redes sociales expande el problema y hay mucha gente que lo escucha pero luego no sabe si finalmente el asunto se solucionó; además pueden vulnerarse derechos de los chicos”. Se trata de cinco hermanos, dos varones y tres mujeres de uno, seis, ocho, once y doce años.

Hugo Martín, delegado en el este mendocino de la DGE comentó: “El pedido de ayuda lo hace la directora, es una escuela rural muy pequeña y se ha sentido muy consternada por lo que le contó la abuela de los chicos cuando fue a inscribirlos. Ella grabó un audio contando el tema para su grupo de docentes más cercano, y luego eso se viralizó”, explicó el funcionario y completó: “Lo importante es que la escuela ha hecho lo que marca el protocolo para estos casos, los chicos están inscriptos, están en clases y la Doaite (Dirección de Orientación y Apoyo Interdisciplinario a las Trayectorias Escolares) está interviniendo desde esta mañana, para evaluar la situación de cada uno de esos hermanitos”.

 

Fuente: Los Andes