CANAL 8 EN VIVO

Cornejo afirmó que no le apasiona el cargo de vicepresidente

Cornejo afirmó que no le apasiona el cargo de vicepresidente

El Gobernador de la provincia de Mendoza, Alfredo Cornejo se alejó de la posibilidad de que sea candidato a vicepresidente en la fórmula de Cambiemos para las elecciones de 2019.

“No me apasiona el cargo de vicepresidente”, afirmó Cornejo en una entrevista para el Diario de Cuyo frente a la idea de que la fórmula sea Macri-Cornejo en 2019. “Ha surgido porque lo han mencionado medios nacionales, no desde mi partido, porque nadie ha hecho ningún comentario ni nada que lo haya planteado en ningún lado”.

Aseguró, además, que desde la UCR pidieron su nombre en la fórmula presidencial: “En el radicalismo, mucho antes que yo asumiera como presidente, había declaraciones públicas sobre que queríamos mostrar una mayor pluralidad y que no sean los principales lugares para el PRO y la Ciudad de Buenos Aires. Esa es una propuesta poco regional, integradora y federal que el Presidente y la Vicepresidente, no es una crítica a ella, que sean de la Ciudad de Buenos Aires y del mismo partido”.

“El gobierno del presidente Macri va en la dirección correcta de resolver los problemas económicos macro que tiene el país. La inflación va reduciendo con respecto a lo que se tenía, aunque no a la velocidad que el Gobierno y la mayoría de los argentinos quiere. En los aspectos fiscales se viene reduciendo el déficit y también venimos levantando levemente en los aspectos de comercio exterior. El Gobierno está construyendo una economía sensata, razonable, que es a lo que aspiramos la mayoría de los argentinos”, analizó.

Cornejo no dejó de lado el tema del aumento de tarifas, que incluyó un roce con el ministro Aranguren: “Me he referido a cómo ha sido la tarifa del gas en general y las dificultades que ello acarrea. Ha sido difícil dialogar con él, no solamente en ese tema sino en muchos, en los que tiene una posición y la mantiene a pie juntillas. No está dispuesto a ceder nunca nada en sus interlocuciones. Pasó en los proyectos de energía solar, por ejemplo. La verdad que a veces esa inflexibilidad la ha pagado cara el propio Gobierno”.

“Como fue en el anterior aumento del gas, en el que hubo marchas y contramarchas por no haber sido perfectamente planificada y no haber buscado mayor niveles de consenso. Acá lo que hay que distinguir es que Cambiemos, con el presidente Macri a la cabeza, está tratando de sincerar una situación que era de energía regalada a costo de mercado. Eso hay que apoyarlo y hay que ser muy hábil para explicárselo al ciudadano que tiene que hacer un esfuerzo. Y paralelamente hay que darle gestos que le hagan creer en esa situación. Entonces, cuando Aranguren dice que no traería sus recursos que tiene afuera porque no está confiado que el país es un buen lugar para invertir, no está dando buenas señales”, señaló. Y agregó: “Aranguren es el principal vocero de las tarifas, que son las cosas que más van a golpear en la clase media, porque los sectores más pobres tienen tarifa social. Por eso es importante ese gesto.

Finalmente, cuando le preguntaron qué puntaje le pondría a la administración de Macri, respondió: “Yo le pondría un 7, de 1 a 10. Bien, le pondría. En la Argentina había que hacer cosas sensatas”.