Condenaron al futbolista Luciano Cabral a 9 años y 6 meses de prisión por el crimen de Joan Villegas

Condenaron al futbolista Luciano Cabral a 9 años y 6 meses de prisión por el crimen de Joan Villegas

El futbolista Luciano Cabral fue condenado a nueve años y seis meses de cárcel en la causa por el crimen de Joan Villegas, ocurrido el 1 de enero de 2017. En tanto su padre José fue sentenciado a 16 años y su primo Axel Olguín a 8.
La sentencia del Tribunal presidido por Julio Bittar y completado por Ariel Hernández y Carlos Parma, se dio alrededor de las 15.45 y no dejó conformes ni a los querellantes ni a los defensores.
El cuarto imputado, menor al momento del crimen, fue absuelto.
De esta forma, en la causa 18.463/19.371 el tribunal en el punto dos de la sentencia ordenó condenar a José Alberto Cabral Flores a la pena de dieciséis años de prisión como coautor responsable del delito de homicidio simple (art 5, 45 y 79 del Código Penal).
Luego, en cuanto a su hijo, el ex jugador de Argentinos Juniors y Fluminense de Brasil entre otros, Luciano Javier Cabral Melgarejo, se decidió condenarlo a la pena de nueve años y seis meses de prisión como coautor responsable del delito de homicidio simple.
Por su parte a Axel Federico Olguín Moreno la pena que le recayó fue de ocho años de prisión también como coautor del mismo delito. Los jueces ordenaron que los condenados continúen en prisión.

Alan Joan Villegas fue asesinado el 1 de enero de 2017 en Alvear en una pelea de la que participaron varias personas.

Desde un primer momento la presunta participación en la pelea del ex jugador de Argentinos Juniors, Luciano Cabral potenció el alcance público del caso, lo que hizo que incluso canales deportivos nacionales vinieran a cubrir el caso.

En febrero de 2017 Ignacio Olmedo, entonces conjuez de instrucción, confirmó la prisión preventiva para el jugador, con último paso en el fútbol brasilero, y el resto de los imputados y dictó el procesamiento por el delito de “homicidio agravado por la participación de menores”.

Esta decisión fue apelada, pero el Tribunal Penal de Menores ratificó el procesamiento y la prisión preventiva. El homicidio se perpetró en la mañana del 1 de enero de 2017 en el barrio Los Inmigrantes.

La víctima fue ultimada a golpes y la herida fatal habría sido una pesada piedra que se arrojó en su cabeza.

Fuente: Diario UNO