Caso Carleti: Juan Carlos Guerrero y Susana Hurtado seguirán detenidos

Caso Carleti: Juan Carlos Guerrero y Susana Hurtado seguirán detenidos

Lo ratificó este viernes el juez Oscar Balmes. Por su parte, Ever Guerrero quedará en libertad bajo fianza después de pagar $ 100.000.

El juez Oscar Balmes rechazó el pedido de libertad que hizo el abogado Pablo Cazabán respecto a sus defendidos Juan Carlos Guerrero y Susana Hurtado, acusados de ser partícipe necesario primario y partícipe necesario secundario, respectivamente, del crimen de la empresaria Norma Carleti.

Guerrero y Hurtado volvieron a ser detenidos días atrás, luego de una nulidad que había dictado la Justicia el 28 de junio pasado. En la audiencia de control jurisdiccional de hoy, el juzgado que preside Balmes dictó que Guerrero seguirá bajo arresto en la cárcel, mientras que Hurtado en su domicilio.

En tanto, sobre Ever Guerrero se ratificó la libertad bajo fianza, es decir, que deberá pagar $100.000 para quedar libre, de acuerdo a lo confirmado por los representantes de la familia Carleti. Por su parte, Alexis y Kevin Guerrero seguirán en la cárcel. La audiencia de este viernes fue a cuarto intermedio hasta mañana a las 9.30, según trascendió.

Cazabán, defensor de los Guerrero, había solicitado nuevamente la libertad de Juan Carlos Guerrero y su mujer, Susana Hurtado, luego de que el Ministerio Público Fiscal volviera a imputarlos sin haber cumplido una medida judicial que ordenaba la inmediata libertad de la pareja que está imputada por el crimen de Carleti.

Tras esta suerte de polémico limbo judicial, su abogado presentó un nuevo control jurisdiccional en el juzgado de Tunuyán, en el que solicitó la libertad de la pareja, cuando la jueza de Tunuyán Teresa Di Bari ordenó la inmediata libertad de la pareja, pero los fiscales intervinientes nunca dieron curso a la medida.

“El Ministerio Público Fiscal nunca ejecutó la orden judicial y eso es un delito que tiene penas de 1 a 3 años de cárcel: privación ilegítima de la libertad”, había afirmado Cazabán, después de presentar el escrito en el juzgado de Tunuyán.

Fuente: Los Andes