CANAL 8 EN VIVO

Cartellone y Pescarmona venden la empresa que maneja el dique Potrerillos

Cartellone y Pescarmona venden la empresa que maneja el dique Potrerillos

BAF, un fondo de capitales argentinos, adquirió el 100 % de las acciones de Cemppsa. No obstante, los directivos actuales del consorcio seguirán en la conducción.

icen los que siguieron de cerca la negociación que mucho tuvo que ver el interés de Cartellone de apartarse del negocio energético, así como lo hizo del agroindustrial; tanto como el afán de Impsa por cerrar el proceso de reestructuración de su deuda de más de U$S 1.100 millones que la mantuvo en vilo desde 2104.

Ambos fueron, hasta el viernes 30 de junio, dueños del 100% del paquete accionario de Cemppsa (Consorcio de Empresas Mendocinas Por Potrerillos SA), que hizo y administró en los últimos 20 años el dique embalse Potrerillos, desde el primer día hábil de julio en manos de un fondo inversor de origen argentino.

Según Pablo Pérez Burgo, gerente general de la compañía, “como empresa seguimos apuntando a afianzarnos en el sector de la construcción, que ha sido siempre nuestro principal expertise. Tenemos por delante muchas obras, y en tal sentido también tuvo incidencia el tema financiero”.

Cabe mencionar que los ahora ex socios también están vinculados, directa o indirectamente, a otro proyecto energético clave para Mendoza como la postergada represa Los Blancos. Pesa a haber quedado afuera de la competencia en cuanto a ofertas en aras de la misma Cartellone, que finalmente resultó adjudicataria, Impsa acordó ser subcontratista.

Entre las condiciones que se reflejaron en el trato final con BAF se incluyó que el cambio accionario no se traslade al manejo operativo. De ahí que el histórico gerente de Cemppsa, Antonio Torre, seguirá al frente, al igual que otros mandos jerárquicos y técnicos.

Para Impsa, en tanto, la decisión, como la del APE (Acuerdo Preventivo Extrajudicial) por el cual cede 65% de su capital a acreedores diversos, es bienvenida porque le asegura oxígeno en busca de mantenerse en actividad.

Hernán Iglesias, nexo de Impsa con el mercado de capitales, ratificó la venta de la totalidad de su cuota ( un 30%) en Cemppsa, a los nuevos controlantes.
La operación “ha sido realizada bajo la oferta recibida más conveniente, como un medio para mantener la operatividad de la empresa, principal objetivo de la reestructuración tanto para la Sociedad como para sus acreedores”, informó la firma a través de un escrito con la firma de Iglesias.

Por exigencia del Segundo Juzgado de Quiebras de Mendoza, a cargo de Gloria Cortés, la transacción debió esperar el OK del Comité de Acreedores dentro de Acuerdo Preventivo Extrajudicial que Pescarmona presentó el 16 de junio pasado para su homologación.

Es la segunda vez en 3 años que Industrias Metalúrgicas Pescarmona tiene la posibilidad de vender su parte como operador de Potrerillos. Vale recordar que en 2014, cuando ya estaba en default, el gobierno de Francisco Pérez le hizo una oferta equivalente al 60% de lo que había invertido en su momento como forma de salvataje.

Aunque la confidencialidad del acuerdo impide conocer por ahora la cifra de la operación, los números que involucró la génesis de Potrerillos son un buen indicador.

La represa costó casi U$S 312 millones. A fines de 2014, la Provincia le propuso a Pescarmona quedarse con su 30% por el equivalente a poco más de la mitad del capital comprometido en el proyecto, aproximadamente U$S 25 millones. La gestión no prosperó.

El Fondo BAF (Buenos Aires Factoring Capital). No obstante, se muestra como inversor y financista de oportunidades estratégicas del sector energético, y también en otras de alto riesgo.

De hecho, aparece asociado a SanCor, de quien es acreedor de 60 millones de dólares a tasas muy superiores a las de mercado.

Fuente /Los Andes/