Aseguran que Mendoza redujo los impuestos en las tarifas antes que Macri lo pidiera

Aseguran que Mendoza redujo los impuestos en las tarifas antes que Macri lo pidiera

Desde el gobierno afirman que Mendoza comenzó en 2017 un proceso gradual y sostenido de reducción de impuestos previo a que el Presidente Mauricio Macri les pidiera a las provincias y a los municipios bajar los impuestos de los servicios públicos.

De esta manera, -sostienen- la provincia ha sido pionera en la reducción de impuestos: el agua no tiene ningún tipo de carga provincial y tanto el gas como la luz tributan solamente un 3% de Ingresos Brutos al transporte y la distribución, porcentaje que está muy por debajo de los topes máximos que ha solicitado la Nación.

“Actualmente la carga impositiva en Mendoza es mínima y ronda entre un 2 y 3%, por ejemplo: $24 sobre una factura de $1.000. Mientras que en algunas provincias llega hasta un 25% del monto total de una factura, como los servicios de luz y gas”.

Además afirman que en los próximos 4 años continuará la tendencia en baja, hasta llegar a una alícuota del 0% en todos los sectores productivos.

En tanto a las tarifas de gas, desde el Gobierno, aseguran que el 24% de lo que pagamos los mendocinos en la factura del gas son impuestos nacionales y sólo el 3% son impuestos provinciales. El restante 73% son cargos fijos y consumo. La totalidad de ese 3% provincial es enviado a la Nación para financiar la energía que produce la central hidroeléctrica Nihuil IV. Otro ítem en las facturas es el CCCE cuyo porcentaje equivale al 5% y que se utiliza para el pago de riego agrícola. Con esa proporción la Provincia logra equiparar los costos de facturación en todas las comunas.  Estos dos cargos son una muestra de la clara tendencia a no aumentar los impuestos que lleva adelante el Gobierno.

Respecto a la tarifa de la energía eléctrica de este año, el aumento se traduce de la siguiente manera: el impuesto a los Ingresos Brutos es del 3%; el Fondo Compensador es del 5% que permite subsidios al riego agrícola y suministros electro intensivos, subsidios eléctricos  para igualar la prestación en los distintos lugares de la provincia y subsidios sociales como la tarifa social y jubilados. Y destacan que este cargo regresa al usuario, no ingresa a los recursos del Estado Provincial.

Por otro lado, la tasa de fiscalización y control del EPRE,  que es el ente regulador, es del 1.5%; la sobretasa de la ley 2539 es del 3% que es el pago de una obra de generación de energía hidroeléctrica que desde más de 20 años aporta al sistema eléctrico nacional. “Se hizo, funciona y los usuarios de Mendoza repagan a pesar de ser los usuarios de todo el sistema nacional, los beneficiados”. Además el IVA es del 21% para los usuarios residenciales y del 27% a los usuarios del sector productivo. En resumen las cargas nacionales son del 16%, las provinciales del 10% y el cargo fijo y consumo del 74%.

Aseguran que, en comparación con la Provincia de Mendoza, los cargos eliminados por la Provincia de Buenos Aires superan el 15% pero no se los recaudó en 2017 por una medida judicial, son cargos para obras que exclusivamente benefician a los bonaerenses pero que aún no han sido ejecutadas.

En tanto a las tarifas de agua, indican que en el 2016 AYSAM (Aguas Mendocinas, a cargo del Gobierno Provincial) solicitó un incremento en un 35% de sus servicios; AYSA (Agua y Saneamientos Argentinos, a cargo del Gobierno Nacional) pidió un 375%. En el año 2017 ninguna de las empresas realizó subas en la facturación. En el 2018 AYSAM pidió un incremento gradual del 12% mensual durante un año; AYSA solicitó el 26%. Es decir que entre el 2016 y el 2018 la empresa mendocina incrementa su facturación en un 113% mientras que la entidad dependiente del Gobierno Nacional lo hará en un 401%. Esto demuestra la tendencia a la baja progresiva de tarifas que se lleva adelante en la provincia de Mendoza.