CANAL 8 EN VIVO

Animales autóctonos muertos en Tupungato: Investigan si fueron envenenados

Animales autóctonos muertos en Tupungato: Investigan si fueron envenenados

Animales autóctonos de Mendoza fueron hallados muertos en una estancia de Tupungato y el caso generó alarma entre ambientalistas, autoridades municipales y provinciales, quienes ya comenzaron con el operativo para determinar las causas de los decesos.

La noticia se difundió ayer a la tarde a través de un posteo de Facebook del grupo proteccionista “Perritos Perdidos de Tupungato” y luego compartida en Mendocinos en Alerta. “Nos parece que la gente de Tupungato se tiene que enterar de lo que está pasado”, alerta la publicación en la que se adjuntan fotos de aves, zorros y perros cimarrones muertos sin aparentes signos de heridas de arma de fuego.

Por esto, ambientalistas asociaron inmediatamente este caso a la matanza de cóndores con agrotóxicos ocurrida en 2017.

Los animales fueron encontrados en la estancia Silva y en horas de la mañana de hoy personal de Recursos Naturales de la provincia y de la Policía Rural llegó a la zona con tres objetivos principales: desnaturalizar los cadáveres, es decir, evitar que más animales carroñeros se sigan alimentando de los restos probablemente contaminados, bajar al menos a tres de los animales para que le realicen estudios y así determinar la causa de la muerte y rastrillar la zona para verificar que no hayan más ejemplares muertos.

Desde el municipio de Tupungato ya realizaron la denuncia correspondiente en la Fiscalía para dar inicio a la investigación. “La situación la maneja Recursos Naturales y el municipio colabora”, aclaró Pablo Lombardich, director de Fiscalización y Control de Tupungato.

“Cuando terminen los rastrillajes, los efectivos van a traer algunos de los ejemplares encontrados muertos para que nosotros tomemos muestras del contenido gástrico y luego se las vamos a enviar al forense de la Policía. No hacemos la necropsia, solo abrimos el cadáver y sacamos una muestra”, detalló Lombardich.

Por la variedad de especies, en un principio se descarta que los animales hayan muerto producto de una cacería. La principal hipótesis es la “intoxicación en cadena”, adelantaron desde el municipio. Se presume que un ejemplar se intoxicó y los carroñeros se fueron envenenado de los cadáveres.

El tema es conocer la sustancia que acabó con la vida de los ejemplares autóctonos, en la mira están los agroquímicos que se utilizan en los cultivos del lugar. Aunque aún hay que esperar los resultados de los estudios para comprobar esta hipótesis. “La estancia es muy grande, hay zonas cultivadas, ganado. Hay que determinar bien en qué zona aparecieron los cadáveres, si es cultivada o solo monte, para encausar de mejor manera la investigación”, concluyó el director de Fiscalización y Control de Tupungato, Pablo Lombardich.

Fuente: Los Andes