Alerta por una bacteria: Murieron cuatro niños en Argentina

Alerta por una bacteria: Murieron cuatro niños en Argentina

Se trata de la bacteria Streptococcus pyogene.

Ya son cuatro los niños fallecidos por una bacteria en Argentina, que causa preocupación en toda la sociedad. Esta mañana murió una nena de 6 años en Rosario y su caso se suma a las muertes de dos nenes y otra niña, producidas en los últimos días en el Hospital Elizalde de la Ciudad de Buenos Aires, y en Misiones, que puso en alerta al sistema de Salud.

Por esta misma bacteria hay además otros dos chicos internados, que se encuentran estables y un tercero fue dado de alta en las últimas horas.

Debido a estos casos, la Secretaría de Salud emitió un alerta epidemiológica para contener los brotes de la enfermedad. Profesionales explicaron que el alerta oficial tiene la finalidad de que, justamente, los médicos estén alerta y también la población, para realizar una consulta temprana.

La bacteria afecta dos órganos, la garganta y la piel. Entre los síntomas se encuentran faringitis, dolor de garganta, fiebre alta y dificultad para tragar, y lesiones en la piel, como escarlatina.

El director del Hospital Scaravelli, Carmelo Fazio, aseguró que es una bacteria común, que “provoca infecciones comunes como angina”. “Se puede propagar por el resto del cuerpo y puede causar fiebre reumática”, explicó.

“Lo importante no es el tipo de bacteria, que es muy común, sino el estado previo del paciente. Con una bacteria de esta característica, con siete u ocho días de tratamiento, el paciente se recupera totalmente”, sostuvo el profesional.

Y agregó: “Desconozco las condiciones previas de los pacientes fallecidos, probablemente hayan tenido un déficit de defensa, lo que hace que esta bacteria común actúe de forma agresiva y provoque este desenlace”.

Recordó, además la importancia de no automedicarse. “Nunca se debe automedicar, por más banal que sea el problema. El que evalúa la necesidad de un tratamiento es el médico. Los centros de salud y hospitales están preparados para satisfacer estas necesidades. La consulta precoz hace que evitemos casos lamentables”.

Entre las recomendaciones, para evitar que esta bacteria se propague, son importantes el lavado de manos, cortarse las uñas y la ventilación de los ambientes.